Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Destinos

Curazao es un pedacito de Europa en el Caribe

La más grande de las Antillas Holandesas le ofrece al visitante una experiencia única con extraordinarias playas y un ambiente seguro.

Visitar Curazao ofrece una experiencia que impacta en todos los sentidos. Sus hermosas playas son solo una parte de los múltiples atractivos que ofrece como el ambiente multilingüe, una especial gastronomía y una arquitectura que te traslada a Europa, sin salir del continente americano.

Su nombre hace pensar a muchos que se trata de un lugar de Brasil, pero está ubicada en el Caribe sur, frente a las costas de Venezuela. Es una de las Antillas Holandesas y forma parte de las llamadas islas ABC, junto con Aruba y Bonaire. Es un país autónomo que elije democráticamente a su parlamento, al tiempo que es integrante del Reino de los Países Bajos, por lo que existen algunos asuntos en los que intervienen directamente las autoridades desde Europa.

«Curazao tiene 35 playas alrededor de toda la isla que son las más conocidas, son playas tipo bahía con unos turquesas muy intensos. Se parecen mucho a las del Mediterráneo», comentó Iris Carrasco, coordinadora para el Cono Sur de la Oficina de Turismo de Curazao.

A diferencia de sus vecinos de Aruba, que tienen playas más extensas, esta isla destaca porque es más grande y por tanto «hay muchas más actividades, en el sentido de si eres un turista que quiere salir y recorrer ver un poco la cultura, conocer la gastronomía», detalló Carrasco.

«A veces tú vas llegando como a un estacionamiento y cuando te acercas a la playa que tiene ese turquesa intenso y piensas que llegaste a la playa más linda, pero sales otra vez a la ruta y vuelves a otra y resulta que te sorprendió un poco más. Hay unas, por ejemplo, que son aldeas de pescadores y en esta vas a tener la oportunidad de ver quizás tortugas y en algunos casos hasta nadar con tortugas», agregó.

Foto: Oficina de Turismo de Curazao

Al ser una isla que está fuera de la zona de huracanes tiene un clima muy estable todo el año y aguas calmadas que permiten tener mucha visibilidad, una condición que estimula la práctica del esnórquel, muy demandada por los turistas que desean ver de cerca las bellezas de la fauna y flora marítima.

Para el turista argentino no será un problema la comunicación en la isla, pues el español está bastante extendido. «Cuando dices que es una de las Antillas Holandesa lo primero que piensan es que se habla holandés y resulta que su población habla cuatro idiomas: español, holandés, inglés y el papiamento que es el idioma como coloquial de la isla», explicó Carrasco.

Foto: Oficina de Turismo de Curazao

Una de las palabras en papiamento con las que el visitante se queda como una especie de souvenir lingüístico es «dushi», que se utiliza en todo momento y todas partes para describir algo que es lindo o agradable.

«A diferencia quizás de cualquier otras islas en el Caribe, Curazao es un pedacito de Europa en el Caribe. Willemstad, la capital es ideal para aquellos que quizás quieran vivir un poco la experiencia de estar en Europa. Van a poder disfrutar un poco de esos cafés estilo europeo con una vista a las bahías espectaculares, con la arquitecturas de colores. Muchas casitas que datan del 1700, del 1800 totalmente restauradas y así como fuertes antiguos», detalló Carrasco.

Foto: Oficina de Turismo de Curazao

La conectividad con Curazao cuenta con tres opciones desde Argentina. Se puede llegar en uno de los cinco vuelos semanales de Copa con escala en Panamá. A partir de mayo subirá a un vuelo diario. También está Avianca que vuela también desde Buenos Aires-Bogotá-Curazao y luego tenemos América Airlines desde Miami haciendo Buenos Aires-Miami– con dos vuelos también diarios, con la particularidad de que para este último se requiere visa.

Para ingresar es un requisito completar el formulario migratorio que se puede hacer través de la web www.curacao.com o www.dicardcuracao.com. Es recomendable llevarla impresa y también respaldada en el celular.

Foto: Oficina de Turismo de Curazao

Desde la Oficina de Turismo de Curazao siguen promocionando este destino para los turistas argentinos, que cada vez conocen más personas. Carrasco detalló que en 2019 habían llegado 2.300 argentinos, en el 2022 la cifra pasó a 3.500 y en lo que va del año 2023 ya llevamos más de 1,500 argentinos, «eso quiere decir que fácil este año podemos llegar por lo menos a los 5.000».

«Es una isla muy segura, se puede salir a recorrer y hacer varias actividades. Las playas son muy tranquilas, no son de oleaje fuerte y más bien parecen una gran pileta natural y no vas a tener estos vendedores ambulantes que están normalmente en otros destinos en las playas», agregó y recomendó que una forma práctica para movilizarse es alquilando un auto.

Carrasco destacó que «muchos piensan que Curazao es muy costoso y realmente no es tan costoso. Hoy en día yo los invito a que puedan contactar a su agencia de viajes y ver un poco, cotizar y ver que tenemos varias infraestructuras de hoteles nuevas que han permitido que los números no son tan costosos como a veces se pensaba».

En cuanto a comida, un imperdible es la sopa de cactus, pero también otros platos en restaurantes de comida específica como de Surinam, Indonesia, México, Italiana y dentro de su gastronomía se ve la influencia europea con caribeña. Carreño recomendó el plato típico llamado keshi yena, que es un queso holandés relleno de un guiso de pollo o pescado.

En cuanto a las actividades que se pueden realizar, hay variadas y para todas las edades. Se pueden visitar cuevas, recorrer playas en cuatriciclos, navegar en un catamarán, avistaje de delfines y tortugas. A lo que se suma la oportunidad de hacer shopping.

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar

Amo Viajar

Juan Pablo Barcos, agente de viajes de Turismo Volts, nos contó lo que no te podés perder de esta maravillosa ciudad.

Experiencias

Es otra forma de conocer la ciudad y conectarse con ella. El joven piloto Santino Fedele, nos contó en qué consiste.

Amo Viajar

Male y Franco Tamburo conversaron con Amo Viajar y contaron los detalles de este plan ideal para una escapada de domingo.

Amo Viajar

Ale y Nacho emprendieron un viaje en 2018 y siguen rodando, recorriendo el continente.