Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Amo Viajar

Iruya, el pueblo escondido en Salta que fascina al mundo

Un lugar maravilloso colgado de las montañas. Es reconocido como uno de los más bellos del mundo por su arquitectura, su cultura y sus paisajes.

Iruya es un encantador pueblo ubicado en la provincia de Salta, en el noroeste de Argentina. Este destino pintoresco ha cautivado a viajeros de todo el mundo gracias a su belleza incomparable y su arquitectura tradicional.

Destaca por sus casas de adobe y piedra, calles empedradas y una iglesia colonial que le otorgan un encanto único. Explorar sus estrechas y sinuosas calles es sumergirse en la tranquilidad de la vida en los Andes.

Fue reconocido como uno de los 50 pueblos más lindos del mundo por el prestigioso medio especializado en viajes Condé Nast Traveler. Los lugareños conservan tradiciones ancestrales y crean artesanías únicas que podés apreciar en los mercados locales.

Cada vez son más los viajeros que se interesan por pasar por Iruya o disfrutar varios días recorriendo las montañas vecinas en contacto con las comunidades. «Al principio era a cuenta gotas», relató Néstor Gutiérrez, habitante de la localidad y guía de trekking con su empresa (Las Huellas de Néstor), quien en sus dos décadas de trabajo en el sector, ha visto el crecimiento del turismo.

«Ahora es turismo en masa. El boca a boca de la gente fue haciendo que crezca y muchos de los habitantes hoy en día viven gracias al turismo», agregó en el programa Amo Viajar.

Gutiérrez detalló que «el único acceso para llegar en por Jujuy por la quebrada de Humahuaca, a través de la Ruta 9 luego por la Ruta 133 que es de ripio y la mayor parte del año es transitable y en verano es más difícil porque los ríos la atraviesan».

Foto: Las Huellas de Néstor

No obstante, Iruya (a 2.072 km de Bahía blanca) recibe visitantes todo el año, porque cuando el agua impide el acceso (de diciembre a marzo) se busca a los turistas en 4×4 a Humahuaca o desde donde paran los colectivos se emprende la caminata.

En cuanto al alojamiento, Gutiérrez recomienda hacer reserva con mucha anticipación, por la limitada oferta de hospedaje. Agregó que «también hay casas de familia, que no se publicitan mucho, pero se consigue cuando uno llega en el micro o llega de forma particular, en la terminal. Son casas habilitadas para recibir cierto turismo».

«Iruya no es solamente la iglesia, sino que tiene una historia, un paisaje, un lugar para sentarse en los miradores, disfrutar de la paz en medio de la montaña. Nosotros desde Las Huella de Néstor hacemos turismo de trekking más a dentro de Iruya, son cuatro días de caminata y se conoce lo que es más adentro», explicó Gutiérrez sobre las excursiones que se pueden hacer desde el pueblo.

Foto: Las Huellas de Néstor

El recorrido incluye pasar por por varias comunidades cercanas, donde hay lugares para pasar la noche y casas de familia para comer. Una forma de integrar a la actividad turística a la gente que vive en las comunidades.

«La caminata es de nivel dificultad media/alta, es un sendero con muchas subidas y bajadas, pero sin puna», detalló y agregó que también hay opciones de hacer el recorrido en 4×4 para quienes no quieran hacerlo caminando o no estén en condiciones físicas.

Este pueblo de 2.000 habitantes ya se acostumbró a recibir visitantes de todas partes del mundo y Gutiérrez comentó que «hasta antes de la pandemia estaban llegando europeos y norteamericanos. Después paró un poco y ahora está retomando de vuelta».

Si se trata de comer, en Iruya se puede disfrutar de «guisos a base de la papa andina que es lo que más predomina en la zona, también el picante de mote. Los papines tienen un sabor que no se encuentra en ningún otro plato, porque es natural, no tiene químicos».

En cuanto al clima, en otoño, invierno y primavera, Gutiérrez describe el cielo como «radiante» y agrega que «no hay nubes y por eso, la mayoría de las fotos del trekking salen con cielo azul como si fuera pintado, pero es real». Baja la temperatura en el amanecer y en el atardecer, pero no a extremos bajo cero y el promedio que marca el termómetro durante el día es de 16 grados centígrados.

Foto: Leo Armella

Agosto y octubre son dos meses especiales. Durante el primero se celebra a la Pachamama. Gutiérrez explicó que si bien en Humahuaca se hace de formá pública, en Iruya el ritual es más original. «No se consigue verlo porque es netamente familiar, tenés que ser invitado por una familia para ver todo el ritual».

El primer fin de semana de octubre es la fiesta patronal de la Virgen del Rosario. Es el momento en el que «baja mucha gente de los pueblos aledaños o que se fue a vivir a las ciudades. Ellos vuelven a ver a sus familiares justo en esa fecha», comentó. En la misma fecha en la que se organiza la fiesta del cambalache, donde los productores de la zona bajan hasta el río, que en ese momento está seco a vender o intercambiar sus productos.

Las Huellas de Néstor se encuentra en Instagram como @iruya_lashuellasdenestor_trekk y en Facebook como https://www.facebook.com/LasHuellasDeNestor

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar

Amo Viajar

Juan Pablo Barcos, agente de viajes de Turismo Volts, nos contó lo que no te podés perder de esta maravillosa ciudad.

Experiencias

Es otra forma de conocer la ciudad y conectarse con ella. El joven piloto Santino Fedele, nos contó en qué consiste.

Amo Viajar

Male y Franco Tamburo conversaron con Amo Viajar y contaron los detalles de este plan ideal para una escapada de domingo.

Amo Viajar

Ale y Nacho emprendieron un viaje en 2018 y siguen rodando, recorriendo el continente.