Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Amo Viajar

Porto de Galinhas es un paraíso de arenas blancas y playas cristalinas

Las piletas naturales son el principal atractivo de este pueblo portuario que recibe miles de turistas argentinos todos los años.

Un pequeño paraíso playero espera al visitante en el extremo más oriental de Sudamérica. Se trata de Porto de Galinhas, un pueblo ubicado en el distrito de Ipojuca, que ofrece más de 32 km de arenas blancas, aguas transparentes y cálidas.

Es una villa subtropical con un mar hermoso, claro y tramos con los típicos arrecifes que demarcan mansas piletas naturales que alojan una fantástica flora y fauna que se pueden visitar con las típicas jangadas, unas pequeñas balsas de madera. Goza además de una biodiversidad que enamora: los caballitos de mar y tortugas marinas, que anidan en esas costas.

“El principal atractivo son las piletas naturales con temperaturas entre 26 y 27 grados, aguas muy limpias, muy cálidas”, aseguró Carol Vasconcelos, secretaria de Turismo de Ipojuca, en el programa Amo Viajar, que se transmite por La Brújula 24, bajo la conducción de Martín Noir y Alejandro Zamora.

El espacio creado entre el mar y el arrecife de la zona ha permitido la formación de estas bellas piletas naturales. Explica la funcionaria que los paseos a la zona dependen del movimiento de las mareas, pero que todos los días es posible acercarse y disfrutar en familia.

“Los corales son una belleza, pero tenemos muchos otros atractivos: caminos de bike, un turismo religioso muy muy fuerte con una iglesia y un convento franciscano del año 1600”, señaló Vasconcelos, quien además destacó que se ofrecen actividades recreativas como vuelos de paramotor, surf, paseos en jangadas, buceo para ver la fauna marina y cinco barcos naufragados.

Porto de Galinhas se caracteriza por el ecoturismo y varias de las especies que habitan la zona están protegidas, pero es posible para el visitante verlas sin invadir su espacio natural. “Si tienes suerte es posible ver el nacimiento de las tortugas, es algo muy lindo y emocionante”, señaló la representante turística del distrito de Ipojuca.

Para llegar a este hermoso destino brasileño hay que viajar hasta Recife, capital del estado de Pernambuco, que se encuentra a unos 4.678 km de Bahía Blanca. El vuelo suele hacer escala en San Pablo y tiene una duración de unas 9 horas. Desde el aeropuerto hasta Porto de Galinhas son unos 40 minutos.

Detrás del nombre de este pintoresco destino se encuentra parte de su historia, pues cuenta la leyenda que cuando los contrabandistas de esclavos llegaban al lugar decían “hay gallinas nuevas en el puerto”, en alusión al sitio del barco donde escondían a las personas junto con los animales.

Los restaurantes, posadas y hoteles de Porto de Galinhas acordaron para la temporada de verano mantener los precios con los que se manejaban en 2019 y 2020, una manera de hacer asequible los servicios a los visitantes y de impulsar la actividad que genera empleo para unas 25.000 personas.

Vasconcelos detalló que más del 80% de los turistas que vacacionan en ese destino provienen de Argentina. Agregó que para ingresar es clave presentar el certificado de vacunación contra el coronavirus y que en esa localidad 84% de la población ya cuenta con las dos dosis aplicadas.

Escuchá Amo Viajar en Spotify

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar

Amo Viajar

Juan Pablo Barcos, agente de viajes de Turismo Volts, nos contó lo que no te podés perder de esta maravillosa ciudad.

Experiencias

Es otra forma de conocer la ciudad y conectarse con ella. El joven piloto Santino Fedele, nos contó en qué consiste.

Destinos

Además de ser un espectáculo visual, estos espacios ofrecen una chance para el relax y la diversión.

Promoción del Turismo

Hasta fin de año hay oportunidad de comprar viajes con financiamiento.