Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Destinos

Arabia Saudita desarrolla un ambicioso plan para atraer visitas

Aunque el país continúa generando controversia, invierte fuerte, con figuras como Messi, para promocionarse.

La prensa filtró hace unos meses que Lionel Messi podría haber ganado hasta 22,5 millones de euros solo por ir de vacaciones a Arabia Saudita (y promocionar así al país). La estrategia no sería extraña para este país que desde 2019 busca ser un polo turístico en el Medio Oriente.

Arabia Saudita, conocida por su gobierno monárquico y su cultura conservadora, se está embarcando en un ambicioso proyecto para impulsar el turismo en el país. Como parte del plan Visión 2030, Arabia Saudita busca diversificar su economía y reducir su dependencia del petróleo mediante la atracción de visitantes. Se espera que el turismo pase del 3% al 10% del PIB y genere un millón de empleos.

La apertura turística comenzó en 2019, cuando el reino facilitó la entrada a visitantes de 49 países a través de una visa electrónica. Anteriormente, solo se expedían visas a viajeros de negocios, trabajadores expatriados y peregrinos religiosos.

El país ha realizado grandes inversiones y asociaciones estratégicas con reconocidas empresas hoteleras y aerolíneas. Además, ha preparado sitios declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO para recibir a más visitantes y tiene planes de desarrollo de centros comerciales, resorts y una costa del Mar Rojo sin explotar.

Foto: La Nación

Además de La Meca y Medina, ciudades sagradas para el Islam y que tienen fuertes restricciones para los visitantes no musulmanes, en Arabia Saudita se puede visitar Riad, que es la capital y que ofrece una mezcla de modernidad y tradición. También la ciudad de Jeddah, conocida por su animado paseo marítimo, su casco antiguo Al-Balad y sus impresionantes rascacielos. A estas se suma la urbe de Taif, famosa por su clima agradable y sus hermosos jardines. Los visitantes pueden explorar los huertos de rosas y disfrutar del Festival de las Flores de Taif, que se celebra cada año.

A pesar de las proyecciones positivas, existen desafíos importantes. La escasez de agua y la energía necesaria para desalinizarla plantean preocupaciones ambientales. Algunos visitantes también han señalado la falta de transporte público y el incumplimiento de medidas sostenibles en los primeros hoteles operativos.

Además, la cultura conservadora y las restricciones de derechos humanos en Arabia Saudita plantean dilemas éticos para los viajeros. Aunque se han flexibilizado algunas reglas para los turistas, aún existen prohibiciones al alcohol, multas por comportamientos considerados inapropiados y restricciones a los derechos de las mujeres y las personas LGBTQ+.

A pesar de estos desafíos, algunos expertos consideran que el turismo en Arabia Saudita debería centrarse en los activos naturales y culturales de bajo impacto, más allá de los lujosos resorts y campos de golf. Aunque el país continúa generando controversia, el debate sobre la ética del turismo en Arabia Saudita sigue presente.

Con información de DW

Te puede interesar

Argentina

Las cifras relevadas por CAME indican que disminuyó 16,8% la cantidad de personas que recorrió el país.

Argentina

Para el cierre de 2023 se estima que superará los niveles de visitas previos a la pandemia.

Promoción del Turismo

En las jornadas abiertas al público se realizarán espectáculos de tango y fútbol.

Destinos

La clasificación considera varios factores y añade recomendaciones de sobre qué hay que tener en cuenta al visitar estos destinos.