Redes & Contacto

Hola, que buscás?

EUROPA

Maldición de Pompeya: turistas devuelven piedras que tomaron como recuerdo

Cada año se reciben múltiples envíos de personas que relatan hechos negativos tras tomar las piezas de la ciudad romana.

Fuente: Los Ángeles Times

Una turista robó unas piedras de las ruinas de Pompeya y como aseguró que le cayó una maldición, entró en desesperación y las devolvió. La mujer visitó el vasto sitio arqueológico, que antiguamente era una ciudad, ubicado en el sur de Italia, y se llevó tres rocas características del lugar. Sin embargo, sintió que algo andaba mal cuando al poco tiempo de sus vacaciones le diagnosticaron cáncer de mama y desde aquel entonces afirma que se trataría de una maldición.

Según informó Mail Online, la mujer, de la cual no se reveló la identidad, envió un paquete que contenía tres piedras y una carta escrita en inglés. “No sabía nada de la maldición. No sabía que no debía tirar piedras. En un año, tuve cáncer de mama. Soy una mujer joven y sana, y los médicos dijeron que era ‘simplemente mala suerte’. Por favor, acepte mis disculpas y estas piezas”, expresó, antes de firmar el escrito con un “perdón” en italiano.

Gabriel Zuchtriegel, director del parque arqueológico de Pompeya, compartió una imagen de la carta y los artefactos devueltos en X. “Estimado remitente anónimo de esta carta, las piedras pómez llegaron a Pompeya. Ahora buena suerte para tu futuro”, publicó.

Pompeya, una antigua ciudad romana, fue sepultada por las cenizas volcánicas del Monte Vesubio durante su erupción en el año 79 d.C., preservando sus estructuras y proporcionando una ventana única a la vida romana.

Esta no es la primera vez que una persona acusa que aquellas piedras son malditas. En 2020, Nicole, una mujer canadiense, envió un paquete que contenía dos mosaicos, partes de un ánfora, y una pieza de cerámica que había robado del mismo lugar a un agente de viajes de la ciudad italiana.

Tras 15 años de mala suerte, Nicole decidió devolverlos. “Por favor, llévenlos de vuelta, traen mala suerte”, escribió y dijo que decidió robar esos elementos porque quería tener de recuerdo una parte de historia de algo que nadie más podía tener.

Además, también aseguró haber tenido cáncer de mama. “Ahora tengo 36 años y tuve cáncer de mama dos veces. La última vez terminó en una doble mastectomía. Mi familia y yo también tuvimos problemas económicos. Somos buenas personas y no quiero transmitir esta maldición a mi familia ni a mis hijos”, sostuvo.

En ese sentido, Zuchtriegel dijo que habían recibido cientos de cartas de disculpa de turistas que habían robado artefactos del sitio antiguo, muchas de las cuales citaban una “maldición”.

Con respecto a la mujer que recientemente devolvió las tres piedras, habló con RaiNews24 y dijo: “Hemos respondido a la señora que nos escribió porque su carta es muy conmovedora, pero lo recuerdo: robar bienes de sitios arqueológicos es un delito y debo informar de todo a las autoridades”.

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar

EUROPA

"El mate es parte de nuestra identidad", aseguran en el lugar.

EUROPA

Al visitar Alberobello, en Italia, y maravillarse con el espectáculo de sus característicos trulli, uno se sorprende con la verdad de la frase «la...

EUROPA

La ciudad italiana busca resolver el tema de la abrumadora carga turística.

Viajeros

Los pintorescos pueblos italianos sufren el exceso de turismo. Portofino, una pequeña localidad costera de la Riviera italiana, se ha convertido en un punto de...