Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Destinos

Cinco fenómenos naturales que valen la pena un largo viaje para disfrutarlos

Son espectáculos que prometen vivir una experiencia única.

Los fenómenos naturales han llamado la atención de los viajeros por siglos. Su maravilloso origen y su vinculación con las culturas locales hacen que verlos sea una aventura que vale la pena el recorrido.

Son muchos los rincones del planeta donde se pueden apreciar. Algunos muy alejados de los centros poblados, pero siempre con la posibilidad de llegar hasta ellos y contemplarlos.

Esta es una lista de los 5 fenómenos naturales que vale la pena vivir:

Auroras boreales y australes

Las auroras boreales, también conocidas como luces del norte, son un espectáculo celestial hipnotizante causado por la interacción de partículas solares con la atmósfera terrestre. Los mejores lugares para apreciar este espectáculo están en el extremo norte como Fairbanks, Alaska; Tromsø, Noruega; y Rovaniemi, Finlandia. Estas luces alcanzan su máxima intensidad en marzo y septiembre.

Foto: Ministerio de Defensa de Argentina

En tanto, las auroras australes, se pueden ver en Argentina, Australia y Nueva Zelanda. En Argentina, los mejores momentos para presenciar este espectáculo natural suelen ser durante los meses de invierno, de mayo a agosto, cuando las noches son más largas y oscuras. Los lugares ideales incluyen Ushuaia y otras localidades ubicadas en el extremo sur del país como la Antártida.

Sol de Medianoche

El Sol de Medianoche es uno de los fenómenos naturales más fascinantes que ocurre en latitudes extremas, como los polos norte y sur. Durante el verano boreal, en países como Noruega, Suecia y Finlandia, el sol nunca se pone completamente, iluminando el cielo las 24 horas del día. Esta experiencia única se disfruta entre mayo y agosto, ofreciendo paisajes surrealistas y momentos mágicos. La interminable puesta del sol transforma la naturaleza y brinda una oportunidad imperdible para vivir la belleza del Ártico.

Foto: Wikipedia

Relámpago del Catatumbo

El Relámpago del Catatumbo es un fenómeno meteorológico único que ocurre en la región del Lago de Maracaibo, en Venezuela. Se caracteriza por ser una tormenta eléctrica continua que se desarrolla sobre el lago durante gran parte del año, especialmente durante la temporada de lluvias. Este fenómeno es provocado por la combinación de factores geográficos y climáticos particulares, como la convergencia de vientos alisios, la formación de nubes de tormenta y la topografía de la región. El Catatumbo produce una espectacular exhibición de relámpagos que ilumina el cielo nocturno con frecuencia, convirtiéndose en un fenómeno natural único en el mundo y un atractivo turístico para los amantes de la naturaleza y la fotografía.

Foto: Xakata

Nubes de la gloria de la mañana

Un amanecer con el cielo envuelto en nubes tubulares podría parecer una postal sacada de un cuento o un sueño, sin embargo, este escenario es más real de lo que puedes imaginar. Las Nubes de Gloria de la mañana, o Morning Glory, es un fenómeno natural con nubes alargadas que atraviesan el inmenso cielo despejado. Este espectáculo es más común en el Golfo de Carpentaria, Australia, durante los meses de septiembre y noviembre. Las nubes ondulantes las puedes ver durante el final de la estación de seca en la región y la pequeña ciudad de Burketown tiene la mejor vista.

Foto: Wikipedia

Espejo del cielo

El Espejo del Cielo, en el Salar de Uyuni, Bolivia, es una maravilla natural que se materializa durante la temporada de lluvias, de diciembre a abril. En este periodo, el salar se inunda y crea un espejo gigante que refleja el cielo, ofreciendo un paisaje surrealista y único. Esta experiencia imperdible en el suroeste de Bolivia, ubicado en las tierras altas del país, atrae cada año a miles de viajeros de todo el mundo en busca de la magia de este fenómeno que transforma el desierto salino en un espectáculo celestial.

Foto: Viajardeados

Fuente: National Geographic / Amo Viajar

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar