Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Amo Viajar

Malargüe deslumbra con sus espectaculares paisajes y actividades

Más de 20 planes para realizar al aire libre incluyen montaña, cuevas, laberintos, volcanes y, por su puesto, mucha nieve.

La majestuosidad de Malargüe atrapa al viajero durante todo el año, es un destino cautivador rodeado de imponentes montañas y paisajes de ensueño. Desde sus formaciones volcánicas impresionantes hasta los valles, estepas patagónicas y cuevas, este lugar sorprende con su diversidad y con la cantidad de actividades que se pueden hacer al aire libre.

«Tiene más de 20 atractivos turísticos permanentes, abiertos durante todo el año con excelente servicios», comentó Marcelo Rivarola, director de Promoción y Políticas Turísticas en Malargüe, en el programa Amo Viajar.

Está ubicado en el sur de Mendoza a 320 km de la capital provincial por la Ruta 40 y a unos 1.000 km de Bahía Blanca, ciudad con la que tiene una conexión directa en avión (dos horas de vuelo), un recorrido que maneja la aerolínea LADE dos veces por semana.

Las actividades que se pueden realizar en Malargüe son únicas. Rivarola relató que en la localidad se puede visitar la única caverna del país que permite acceso a los turistas: «Cuevas de las Brujas», donde se pueden observar estalactitas y estalagmitas. También la posibilidad de adentrarse a una cárcava de un volcán, disfrutar del cráter del volcán Malacara, termas a cielo abierto o en hoteles, un planetario y un cielo excelente para la observación astronómica.

Foto: malargue.tur.ar

«Una de las cosas en las que Malargüe es pionero es el tema del glampling. Instalados en plena montaña, donde de noche, como el techo es transparente, podés ver desde la cama, ver el espacio y disfrutar el cielo estrellado», agregó.

A principios de julio, la ciudad se prepara para celebrar su mayor evento: La fiesta de la Nieve. Se desarrolla del 7 al 8 de julio, en un espacio con capacidad de 6.000 personas con la presentación de bandas locales y las invitadas Qué Locura y Agapornis.

Rivarola recomienda una estadía de al menos una semana, de manera que el visitante tenga la posibilidad de disfrutar de la mayor cantidad de actividades. Comentó que en este invierno hay una promoción para quienes se hospeden en Malargüe que consiste en un descuento de 25% en los medios de elevación si se esquía en Las Leñas (a 70 km de la ciudad).

Foto: malargue.tur.ar

«Malargüe tiene una gran variedad de alojamientos, desde hostels hasta ecoposadas. Complejos de cabañas muy bien instalados, así como hotelería de jerarquía, y muchísimos glamping en la zona rural», detalló.

En cuanto a la comida, la experiencia gastronómica es también amplia. «Tiene una excelente carta gastronómica, porque tenemos la Fiesta Nacional del Chivo, es el plato más identitario que tenemos en el lugar, así como el cordero, la trucha, los frutos rojos, las mieles».

Malargüe es también el lugar de dos grandes laberintos, de los ocho o nueve que hay en el país. Una experiencia para «adentrarse en este mundo verde», comentó el funcionario. Otra opción es tomar un tour por la Ruta 40 o de alta montaña.

Foto: malargue.tur.ar

El turista puede movilizarse tranquilamente en su auto o con uno alquilado y así se aprovecha el descuento de combustible con el que cuenta la localidad. Para las actividades más lejanas, Rivarola recomienda contratar con alguna de las múltiples agencias de turismo que organizan los viajes con guías especializados.

El precio de una cabaña para cuatro a seis personas va de 25.000 a 30.000 pesos, y el resto de los alojamientos también tienen opciones para todos los presupuestos. Además, las tarifas se pueden consultar en el sitio web www.malargue.tur.ar.

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar