Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Destinos

La atracción más famosa de Australia cumple 50 años

La Ópera de Sídney es un ícono de su país y un imán para los turistas.

Australia, conocida por sus impresionantes paisajes y vida silvestre única, alberga uno de los íconos más emblemáticos del mundo: la Ópera de Sídney, que este mes arribó a sus 50 años.

Esta joya arquitectónica está valorada en una asombrosa suma de 11.400 millones de dólares, según cálculos de la firma financiera global Deloitte. Pero su riqueza no radica solo en su ubicación privilegiada frente al mar en Sídney, sino en su capacidad para representar a toda Australia ante el mundo, como lo hacen la Torre Eiffel y el Empire State con Francia y Estados Unidos, respectivamente.

La Ópera de Sídney abrió sus puertas el 20 de octubre de 1973 con la presencia de la reina Isabel II, convirtiéndose desde entonces en un imán para más de un millón de visitantes al año. Este ícono fue concebido por el arquitecto danés Jorn Utzon, quien ganó el concurso de diseño en 1957 y, posteriormente, sería honrado con el prestigioso Premio Pritzker, considerado el Nobel de la arquitectura.

Foto: Wikipedia

Si bien muchos pueden asociar la ópera con una forma de arte clásica, Jade McKellar, directora de atención al cliente de la Ópera de Sídney, desmiente este estereotipo. La Ópera es mucho más que eso, ofreciendo una amplia gama de entretenimiento, desde música contemporánea hasta programas de charlas que han tenido oradores locales e internacionales en sus escenarios. También incluye una programación infantil para enriquecer la experiencia de los visitantes de todas las edades.

El reconocimiento de la UNESCO en 2007, cuando añadió la Ópera de Sídney a su lista de Patrimonio Mundial, fue un tributo a su arquitectura visionaria del siglo XX. La UNESCO elogió su «diseño y construcción incomparables», calificándola como un «experimento audaz y visionario».

Foto: Pxhere

Dentro del majestuoso edificio de la Ópera, encontramos el elegante restaurante Bennelong, que lleva el nombre de una palabra Gadigal que designa la zona del puerto de Sídney. La artista aborigen Megan Cope ha contribuido a las celebraciones del 50 aniversario con su obra de arte «Whispers», que incorpora postes y conchas de ostras. La Ópera de Sídney no es solo un monumento arquitectónico, sino un símbolo de diversidad y respeto a las raíces indígenas.

La Ópera de Sídney se encuentra en el icónico barrio de The Rocks, cercano al Real Jardín Botánico, el Puente del Puerto de Sídney y otras atracciones populares. Su objetivo es ser una «casa del pueblo» donde todos se sientan bienvenidos, independientemente de si son turistas o habitantes locales.

Fuente: CNN

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar