Redes & Contacto

Hola, que buscás?

Destinos

Visitar Japón, un viaje para sorprenderse con todo

Conversamos con Gabriel Melatini en directo desde este país del lejano oriente que es una aventura de otro mundo.

Foto: Arquitectural Digest

Viajar a Japón es hacer un viaje para sorprenderse. No solo porque está al otro lado del mundo y son 12 horas de diferencia con Argentina, sino por los abundantes contrastes con nuestra cultura, lo que convierte a este destino en una fascinante aventura.

Gabriel Melatini, director de la agencia Melatini Turismo, compartió su experiencia en Amo Viajar: «Es un vuelo extremadamente largo, pero realmente vale la pena. Es un país maravilloso», afirmó.

Melatini comenzó su aventura en Tokio, que describe como «una ciudad inmensa, un tipo de ciudad multicultural, con muchísima, muchísima gente».

«Para que tengan una idea son unos 13 barrios. Tiene como si fuesen pueblos o ciudades dentro de lo que es el Gran Tokio. Estamos hablando de 40 millones de habitantes», detalló. Cada uno de estos barrios ofrece una experiencia única, desde la modernidad de Ginza, comparable con la Quinta Avenida de Nueva York, hasta la tranquilidad de Roppongi, cercano al palacio imperial.

Además, está el barrio de Shibuya, conocido por su cruce peatonal, el más concurrido del mundo y Akihabara, el barrio de la electrónica y los cómics, que ofreció una experiencia visualmente estimulante.

Foto: Tokio Cheapo

«La idea de Tokio es perderse un poco en la ciudad. Te perdés culturalmente, te perdés gastronómicamente, te perdés en cada destino, te sorprende todo, eso es la realidad», indicó Melatini.

Después de Tokio, el viaje continuó hacia lugares más tradicionales. «Nosotros quisimos darle una vuelta de tuerca y terminamos todos vestidos con kimonos adentro de un hotel en una experiencia netamente japonesa, comiendo con un menú tradicional», recordó Melatini. Esta inmersión en la cultura japonesa incluyó la visita a un onsen en Kanazawa, donde disfrutaron de los tradicionales baños termales. «El pueblito donde estuvimos es Yamashiro Onsen. Estuvimos una noche y después fuimos haciendo un poquito de lo que son pueblos perdidos en medio de la montaña», describió, subrayando la belleza natural y la serenidad de estos lugares.

Foto: Ryokan Wanderings

Melatini también destacó la amabilidad y el respeto del pueblo japonés. «Son extremadamente amables y respetuosos. Pero no los podés sacar de su casilla. No existe el atajo», comentó. Esta cultura de respeto y orden se palpa en todos los aspectos de la vida en Japón, desde el transporte público hasta la interacción diaria con los locales. «Ellos son muy respetuosos del espacio personal. Nosotros somos más gritones, somos latinos. No los escuchás realmente hablar», añadió.

Otro punto destacado del viaje fue la visita a Hiroshima, una ciudad que simboliza tanto la tragedia como la resiliencia. «Caminaba por el memorial a la noche y realmente te sentís en un lugar que aunque tiene un millón y medio de habitantes,. no escuchás un ruido», relató Melatini, impresionado por la solemnidad y el respeto que se siente en este lugar histórico.

Melatini invitó a considerar Japón como destino, destacando su seguridad y accesibilidad. «Es extremadamente seguro para venir con chicos, para venir en plan turista» y remarcó con las ventajas económicas actuales: «En relación a Europa, hoy está muy conveniente en cuanto a servicios». Aunque el costo del vuelo puede ser alto, explicó que una vez en Japón, los gastos diarios pueden ser muy accesibles: «Es muy barato para todo, para comer. Siempre hablando en categoría turista».

Advertisement
Advertisement

Te puede interesar

Experiencias

Ubicada cerca de Tokio ofrece un viaje en el tiempo guiado por expertos en la historia de este país oriental.

Destinos

Son prácticamente los únicos habitantes de la pequeña zona y son un atractivo turístico muy peculiar.